ESTADIO METROPOLITANO
TuWeb
ESTADIO METROPOLITANO
Inauguración
INFRAESTRUCTURA ESTADIO METROPOLITANO
Mi currículum
Mi currículum
Mis enlaces
 
ESTADIO METROPOLITANO


El Estadio Metropolitano Roberto Meléndez (conocido comúnmente como el Metropolitano de Barranquilla) es un escenario para la práctica del fútbol y el atletismo en Barranquilla, Colombia.
Fue inaugurado el 11 de mayo de 1986 sustituyendo al Estadio Romelio Martínez. En la actualidad es el escenario donde juega como local el Junior y Uniautonoma F.C. de la Categoría Primera A colombiana. Además, fue la sede de los partidos de la Selección Colombia como local en las eliminatorias al Mundial Brasil 2014.

Foto
Foto
Foto

HISTORIA
Estadio Metropolitano Roberto Meléndez

Antes de la construcción del Estadio Metropolitano, la ciudad contaba con el estadio Romelio Martínez, construido en 1934 con una capacidad inicial de 10 000 espectadores. Desde el inicio del fútbol profesional colombiano en Barranquilla (1948), se hizo evidente la necesidad de un nuevo escenario deportivo.
En 1966, la vuelta del Junior al Campeonato de fútbol colombiano puso aún más de manifiesto la necesidad de un nuevo estadio. A principios de la década de 1970 se proyectó la ampliación del estadio Romelio Martínez con la construcción de nuevas graderías. Sin embargo, un error arquitectónico obligaba a reducir la calle 72 (aledaña al estadio) para poder concluir las obras. Después de algún tiempo, se decidió demoler la tribuna nueva aún inconclusa en medio de fuertes críticas, razón por la que la prensa local la llamó la "tribuna de la vergüenza". Debido a la gran cantidad de dinero que se gastó en esta obra fracasada y a que estudios posteriores mostraron la imposibilidad de realizar una adecuada ampliación a dicho escenario,3 se decidió que la mejor solución era proyectar un nuevo recinto deportivo para el fútbol en la ciudad.
En 1971, el gobernador Antonio Abello Roca solicita al director de Coldeportes Nacional Humberto Zuluaga Monedero, una solución a la cada vez más creciente hinchada del Junior en Barranquilla. En 1972, el director de Coldeportes ordena la elaboración del proyecto del nuevo estadio para Barranquilla en vista de la intención de la familia Santo Domingo de donar un área de terreno al sur de la ciudad para el estadio, de lo cual desistirá en 1977 ante la indecisión del gobierno. Coldeportes entrega el primer proyecto al gobernador del Atlántico José Therassi Guzmán en 1973. En 1974 el público provoca desastres al no poder ingresar al Romelio Martínez; los gremios y otras entidades piden al gobierno un nuevo estadio.
En plena campaña presidencial, el candidato liberal Julio César Turbay Ayala se compromete a construir el estadio si gana las elecciones, a instancias del dirigente político Pedro Martín Leyes con miras a que fuera una sede del Mundial de fútbol de 1986 a realizarse en Colombia. En julio de 1979 se constituye Metrofútbol, empresa encargada de obtener la financiación y ejecutar el nuevo estadio, con el arquitecto Jaime De Biase como gerente. Ese mismo año, el 7 de diciembre, el ya Presidente Turbay puso la primera piedra y se empezó a remover el terreno de 30 hectáreas ubicado en el cruce de las avenidas Circunvalar y Murillo, cedido por el Instituto de Crédito Territorial (Inscredial).
En 1980 se construyen primero la tribuna occidental y después la oriental, ambas adjudicadas a Julio Gerlein Echeverría, las instalaciones eléctricas al ingeniero Luis Gonzalo Prada Ch., y como arquitecto participó José Francisco Ramos. En 1982, el presidente Belisario Betancourt asegura una partida de 500 millones de pesos a través del Fondo Financiero de Desarrollo Urbano para el estadio. En 1983 el Ministerio de Educación y la Dirección de Coldeportes denuncian fallas técnicas en el segundo nivel de la tribuna oriental y se sugiere disminuir la capacidad del escenario, lo cual es catalogado por José Ramos como sabotaje a la obra. En 1984 se admiten fallas técnicas y la capacidad del escenario se disminuye de 70 000 a 65 000 espectadores; finalmente quedaría en 52 000 personas.

ESCRÍBEME:
Me interesa tu opinión